Evoluncionante·Sin categoría

365 días de madremía

Hola, hoy os voy a hablar de mi primer año como madremía. Ha tenido, como todo, cosas buenas y un poco malas. Claramente ha tenido más cosas buenas, sino la humanidad se extinguiría, pero tela con los momentitos un poco malos, que nos convierten en malasmadres.

Os voy a hacer un resumen de lo que he aprendido conceptualmente, porque explicar lo maravilloso que es ver la sonrisa del hijomío cada día sería hacerme pesada, que lo soy. O cómo crece y cada día es más adorable, o sus primeros palabros, o su mirada, o sus gestos, o lo increíble que es… Y es que adoro a este niñomío hasta el infinito y más allá, que a Buzzlightyear le daría yo una patada en las alas porque ni me cogería.

Dicho esto, ahí va mi ración de conocimiento:

  • Si algo puede ir bien, irá bien. Si esperas que el primer día de guardería sea maravilloso, lo será. Si esperas que la primera palabra que diga tu niñotuyo sea mamá, lo será. Si esperas buenrollo, lo tendrás. Si le sonríes, te sonreirá. Si le mimas, te mimará. Si le quieres, te querrá. Es así de sencillo. Las cosas buenas llevan a cosas buenas.
  • Si algo puede ir mal, irá mal. Si esperas algo malo, no tengas duda de que pasará. Quicir, si crees que puede pillar un virus chungo, pues lo pillará; si crees que se va a dar con el canto de la mesa en la cabeza, pues se dará; si crees que hoy no has dormido, tranquila, mañana será peor… Así que mi consejo es que empieces a leer la lista otra vez. El bien lleva al bien, igual que el mal lleva al mal (ahora mismo me siento como Yoda, bajita, gorda y con sabiduría).
  • Por contra a lo anterior, todo pasa. Absolutamente todo pasa. Lo malo, especialmente. Lo bueno es permanente como la mancha de una picota 🙂
  • Nunca te subestimes, tú puedes con ello. Puedes pasar otra noche sin dormir, puedes volver a bailar esa canción, puedes volver a contar el mismo cuento, puedes hacer la misma comida, puedes recoger la ropa, puedes llorar de alegría tantas veces como quieras. Tú puedes. Y que nadie te diga lo contrario.
  • La paridad materno-paternal no existe. Te lo pueden vender como quieran, pero no existe. Tu bebetuyo te quiere a ti, su madremía. Es así. El padremío es muy guay, mola un montón, pero no tiene tetastuyas. Y no huele como la madremía. Y no se ha cogido 4 meses de bajatuya, o más (en mi caso 10 mesesmíos). Y es una verdad. Y es por ello que la palabra más usada en el mundo es «mamá». Piénsalo, cuando te pasa algo, ¿a quién llamas? Exacto. Yo mentalmente llamo a mi madre al más allá y espero que algún día me responda, en este o en el otro lado.
  • Los demás no importan. Ni la suegra, ni el suegro, ni la tía, ni la prima, ni tu madre, ni tu padre, ni tu hermana, o hermano, o cuñado, o amigo, ni la vecina del cuarto. Ni la florista que te dice que llevas al niñotuyo muy abrigado, ni la profe de la guarde que te dice que tu niñotuyo come estupendamente en casa. N-A-D-I-E. No importan, importas tú y tu niñomío y su padremío (o madremía si sois dos chicas, o padresmíos si sois dos hombres, o tú sola si eres monoparental… bueno, ya se entiende, ¿no?). Y tu criterio siempre es el bueno. No dejes que nadie te diga lo contrario. Eso sí, no te drogues. Entonces tu criterio es una mierda.
  • No mientas a tu hijo: Te va a pillar. No sabrás como, pero te va a pillar. Y luego a ver cómo sales de ese pesebre. Esto no lo he aprendido en mi primer año de madremía sino en los 8 que llevo de supertíademissobrinas y no veas, me han pillado tantas veces en bolas que no sé qué decir. Como cuándo le dije a mi sobrinamíamayor que su madre era química, y que hacía aspirinas. Para qué… En fin, esto es aplicable a tu hijo, que si le enseñas que los iaios se llaman «pitufos voladores» pues lo aprende y luego a ver cómo sales de ahí. Lo digo por experiencia.
  • Siempre habrá alguien que crea que sabe más que tú. Pobres ilusos.
  • Si no te piden consejo, no lo des. Ahora que ya soy una madremía de un año creo que tengo algún conocimiento que podría dar, como esta lista. Pero como he aguantado consejos de mil tipos sin pedirlos, el resumen es SI NO TE LO PIDEN, NO LO DES. Y lo digo así, gritando (porque las mayúsculas en internet son gritos!) Así que si te molesta mi lista, ya sabes, cambia de página, entra en, no sé, Facebook, o cualquier otra.
  • Muchos de los gadgets son inútiles, pero hay otros que son lo más. Por ejemplo, la basura de pañales es inútil, a mi entender,pero en cambio la trona de ikea de 15€ es lo más. De esto creo que puedo escribir un post entero, de lo que tengo, lo que he usado, lo que no he usado…
  • No te preocupes, todo va a salir bien. Es la frase que te tienes que repetir. Y sino, dile al padremío que te la repita. O a tu madre, o a tu hermana, o a tu hermano, a quien sea. Pero que alguien te la diga. Y sino, te la bordas en una toalla. O te haces un cuadro, o te compras un felpudo con ella. Lo que sea, pero grábatela a fuego. Porque eres la mejor y todo lo que haces está bien, y todo va a salir bien. Y sino, léete el primer punto.

 

Besos madremísticos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *